fbpx

Mega guía para viajar por Australia

El continente de los paisajes naturales únicos en el mundo

¿Llevas tiempo soñando con viajar a Australia y no sabes por dónde empezar?

Estás en el lugar preciso y el momento perfecto, así que prepárate bien y presta atención por favor.

Vamos a bajar a la tierra ese viaje que parece demasiado lejano con datos súper prácticos e información útil.

G’day mates!

Antes de nada, me gustaría agradecer a mis colegas Carles, Yan y Javi la oportunidad de escribir en este necesario proyecto online con un futuro brillante.

Mi objetivo es devolverles su confianza, así que te prometo que voy a darlo todo en este artículo.

Aprovecho para una breve presentación si te parece bien:

Mi nombre es Haritz y llevo más de 4 años y medio viviendo en Melbourne, por lo que estoy en buena disposición para contarte lo que verás a continuación.

Quizás te suene de los 100 mejores blogs de viajes de habla hispana 2018/2019.

Si aún no lo has leído y te consideras un auténtico viajero, ya estás tardando en echarle un vistazo…

 

Organizar un itinerario óptimo en Australia es mucho más complicado de lo que podría llegar a parecer.

Tengo bastante experiencia ya ayudando a cientos de personas con sus viajes por este continente, y te sorprendería saber la de barbaridades y errores que he llegado a escuchar.

Nosotros no queremos que esto te pase a ti, así que te voy a facilitar la vida al máximo. Mi propósito con este artículo no es otro que motivarte a tomar ese último pasito que llevas tiempo queriendo dar.

Es por eso que hemos decidido preparar esta mega-guía sobre viajar a Australia para ti. Así no tendrás ninguna excusa para visitar y recorrer este país tan increíble.

Prometo que ya no me enrollo más. Ahora sí, vamos a lo que te interesa 😉

 

¿Por qué visitar Australia?

Esta es una de esas preguntas que son muy complicadas de responder, pero también muy fácil.

Me refiero a que debería de conocerte mejor para poder darte la mejor contestación posible para ti en concreto.

Y es que este es uno de los fuertes que tiene Australia en mi opinión: su enorme diversidad y cantidad de opciones.

Da igual lo que más te guste hacer durante un viaje, ya que lo vas a tener en aquí casi seguro.

Te voy adelantando que Australia es el sexto país más grande del mundo, considerado como 1 único continente por muchos.

¿Y qué es lo que más destaca en mi opinión?

El atractivo más grande que tiene viajar a Australia, sin duda alguna, es presenciar su increíble y única naturaleza.

Los paisajes que verás aquí no podrás encontrarlos en ninguna otra parte del planeta, te lo prometo.

Además, todos ellos desprenden una sensación de libertad y de pureza indescriptible. Es algo mágico que no se puede explicar con palabras y que es necesario vivir para entender.

¿Por qué deberías entonces viajar a Australia?

Porque sabes que es algo que necesitas hacer. Uno de esos objetivos que te pusiste a futuro pero que siempre acabas posponiendo por una cosa u otra.

Este no es un viaje cualquiera del que volverás como te fuiste. Olvídate de eso.

Los recuerdos, experiencias y vivencias por Australia las tendrás contigo para siempre, y algo cambiará dentro de ti.

Cómo preparar el viaje a Australia

Tal y como te he comentado antes, organizar un viaje a Australia no es moco de pavo ni algo que tomarse a la ligera.

A no ser que seas un nómada viajero con muchísima experiencia, te recomiendo llevar algo preparado de casa sí o sí.

Tener una base a la que poder acudir cuando tengas dudas te evitará muchos imprevistos y posibles errores.

En este apartado introductorio veremos juntos cuáles son aquellas claves que debes saber antes de poner rumbo hacia la mejor aventura de tu vida.

Documentos requeridos en aduanas

Solamente hay 3 documentos oficiales que el temido agente de aduanas va a pedirte para entrar a Australia.

No vas a poder poner pie en territorio australiano si te falta cualquiera de los siguientes, así que tenlo muy presente.

  • Pasaporte en regla, con más de 6 meses hasta que caduque.
  • Visado australiano emparejado con este pasaporte.
  • Tarjeta de entrada de pasajero.

A continuación, te explico rápido cómo hacerte con los 2 documentos del final, por si te suena un poco raro.

Visa australiana

Para acceder a Australia, es necesario tener un visado oficial válido que te permita pasar un tiempo en el país.

Como supongo que el propósito de tu viaje es el ocio o disfrutar de tus vacaciones, te recomiendo la visa de turista.

El visado digital de este tipo más sencillo y barato de obtener sería el eVisitor (Subclass 651).

Se puede tramitar de manera online por medio del enlace anterior, de forma totalmente gratuita para la gran mayoría de ciudadanos de países hispanohablantes.

Es válida por 1 año entero, pero con estancias máximas en Australia de 3 meses seguidos.

Si quieres estar más de esos tres meses recorriendo el país, tendrás que salir (a Nueva Zelanda o Indonesia, por ejemplo) y luego volver a entrar.

Tarjeta de entrada de pasajeros a Australia

La famosa Incoming Passenger Card es una tarjeta que suelen repartir normalmente en el avión antes de aterrizar en Australia.

Si por lo que sea te quedas dormido o a la persona encargada se le olvida dártela, no te preocupes.

En el aeropuerto tendrás a tu disposición miles de estas tarjetas, escritas en el idioma con el que más cómodo te sientas.

Mira aquí para saber qué es lo que vas a tener que rellenar exactamente

Te aconsejo encarecidamente que no te la juegues al completar este documento. Es una tarjeta oficial con vinculación legal, por lo que no es ninguna broma.

Lo último que queremos es que empieces tu aventura en Australia con una multa de 400 dólares australianos por una tontería.

Responde que «» en cualquiera de las casillas con la que tengas la más mínima duda, por favor 🙂

¿Qué me llevo en la maleta?

Lo habitual cuando se viaja a Australia es hacerlo por varias semanas o meses, así que necesitarás una maleta grande.

Al menos que seas un nómada digital experimentado, tal y como te he dicho antes. No hay problema ninguno en viajar de mochilero por este país.

Pero ten en cuenta que las compañías aéreas low cost australianas solo permiten mochilas hasta un máximo de 7 kg como equipaje de cabina / mano.

Aparte de los 3 documentos requeridos que acabamos de ver, mi lista de imprescindibles sería esta:

  • Número de contacto y resguardo de tu seguro de viaje.
  • Adaptador universal para conectar tus dispositivos electrónicos. Si quieres el australiano específicamente es este.
  • Si quieres alquilar un coche o una auto caravana, necesitarás el permiso de conducir internacional.
  • Tu tarjeta de viajes en el extranjero preferida, para gastos que sean menos esperados.
  • Un smartphone que sea libre o tenga sitio para 2 SIMs. Los datos móviles para acceder a Internet siempre te salvan el culo.

Mira también este listado de cosas para llevar en la maleta más completo, y seguro que así no se te olvida nada.

El dólar australiano (AUD)

La moneda oficial que se usa en Australia es el dólar australiano, que a partir de ahora acortaremos como AUD o $.

Para saber cuál es el cambio actual con la moneda de tu país, es una buena idea descargarte la aplicación XE Converter a tu móvil.

Si eres de los que prefieres cambiar divisas a pagar todo con tarjeta de débito o crédito, no lo hagas en el aeropuerto.

Como ocurre en todos los países del mundo, la mejor opción la encontrarás en las casas de cambio del centro de las grandes ciudades.

Para que te hagas una idea, a 1 de mayo de 2020, el cambio es el siguiente:

1 AUD = 0,59 €

Tampoco hagas mucho caso a esta referencia, ya que debido a la crisis del COVID-19, el mercado de divisas es demasiado inestable.

Lo habitual es que el dólar australiano se encuentre entre 0,62 y 0,66 euros (últimos 5 años).

Clima en Australia

Es bastante complicado explicarte cómo es el clima en Australia teniendo en cuenta su enormidad.

Hay diferentes husos horarios dependiendo del estado en el que nos encontremos, y todavía mayor número de climas distintos.

Lo más importante a tener en cuenta para los españoles es que está situada en el Hemisferio Sur. Esto significa que las estaciones están invertidas a lo que estamos acostumbrados.

En la parte Sur del país, que es además la más fría, el verano transcurre entre los meses de Diciembre y Febrero.

La zona norte de Australia se caracteriza por tener un clima tropical e incluso casi ecuatorial.

Los meses a intentar evitar en estas regiones están entre Noviembre y Abril, ya que hablamos de la temporada de lluvias.

Pero, ¿entonces cuándo es el mejor momento para tu viaje por Australia?

Mejor época para tu viaje

Una de las preguntas del millón que más veces he recibido con diferencia es la anterior.

Como no se trata de una respuesta corta ni sencilla, voy a empezar por lo más fácil, que es descartar opciones.

Esta sería la lista de momentos que debes evitar elegir para tu viaje a Australia:

  • Vacaciones de Navidad y semanas alrededor.
  • Todo el mes de Enero por si acaso. Esto sería como el mes de Agosto en España, pero todavía más salvaje porque lo suelen juntar con las vacaciones navideñas.
  • Las 2 semanas que rodean al Easter, más conocido para los latinos como Semana Santa.
  • En Julio existen también 2 semanas de vacaciones escolares. Cambian según el estado australiano, así que mejor evitar este mes en la medida de lo posible también.

Sabiendo todo esto y lo que he comentado del clima, yo tengo mi época preferida para visitar Australia.

Como soy una persona a la que le gusta el calor, pienso que el mejor mes sin duda alguna es Marzo.

La temporada de monzones en las zonas tropicales es menos intensa que durante meses anteriores, y se siente como si todavía fuera verano en la parte sur del país.

Si eres alguien que prefieres temperaturas más templadas, acércate en Abril, pero fuera de la temporada de Easter.

Vuelos a Australia

Estoy convencido que has escuchado en más de una ocasión que Australia es un país caro para viajar, ¿verdad?

No te voy engañar, es uno de los países con mayor poder adquisitivo, pero el precio de las cosas no es tan exagerado como te puedas imaginar.

Lo que suele hacer que tu viaje sea mucho más caro en comparación, suele ser los billetes de avión.

Australia es un continente muy alejado de todos los países de habla hispana, y es por eso que los vuelos son caros.

De hecho, es probable que tu billete de avión sea uno de los mayores gastos dentro de tu presupuesto, si no el mayor.

Yo no soy ningún experto buscando ofertas ni conociendo trucos de travel hacking, pero da la casualidad que el equipo de ClubNomada.es sí.

Si quieres ahorrarte mucho dinero en el precio de tus vuelos a Australia, tienes estas 2 maneras de hacerlo.

Pero si prefieres pagar más por menos, puedes seguir leyendo… sabiendo que dejaste pasar esta oportunidad.

Veamos ahora cuáles son los principales aeropuertos australianos y cómo ir de ellos a sus respectivas ciudades.

Aeropuerto de Sídney

Lo más probable es que el aeropuerto internacional de Sídney sea tu mejor alternativa en relación calidad-precio para aterrizar en Australia.

Situado muy cerca de la ciudad más importante y grande del país, es un mero ejercicio de oferta y demanda.

Tienes vuelos directos desde prácticamente todas las capitales asiáticas y americanas, así como las de Oceanía.

Para llegar al centro de Sídney, lo más rápido y sencillo es coger el metro que sale desde las 2 terminales principales.

En el aeropuerto puedes hacerte con tu Opal Card, que te permite además utilizarla después para todo el transporte público en la ciudad, incluidos los ferrys.

El billete simple para adulto cuesta casi 20 AUD y tarda menos de 15 minutos en llegar a la estación central. Además, hay un tren cada 10 minutos, por lo que es súper conveniente.

Tullamarine Airport en Melbourne

Tu segunda mejor opción está situada a unos pocos kilómetros de la segunda ciudad más destacada de Australia.

El motivo es el mismo que para el anterior aeropuerto, puesto que el Tullamarine Airport de Melbourne tiene muy buenas conexiones internacionales.

No confundir con el Aeropuerto de Avalon, que está situado bastante más lejos y solo recibe vuelos low cost.

Siento informarte que para llegar desde el aeropuerto internacional de Tullamarine hasta el centro de Melbourne, no hay metro ni transporte público como tal.

Lo más parecido y económico sería el famoso SkyBus, con un coste por adulto de casi 20 AUD también.

La diferencia es que es bastante menos cómodo que el tren y tarda más ya que el aeropuerto está alejado.

Sacando la nota positiva a este icónico autobús, te diré que tiene una conexión Wi-Fi gratuita bastante decente.

Aeropuerto internacional de Cairns

Aquí voy a innovar un poco y no te voy a dar como última posibilidad el aeropuerto de la 3º ciudad de Australia: Brisbane.

No demasiadas personas valoran como una buena opción el aeropuerto de Cairns. Aunque es probable que se deba porque ni saben que tiene vuelos internacionales.

Esta mediana ciudad australiana es uno de los reclamos turísticos más grandes que tiene el país, tanto para visitantes asiáticos como para los propios locales.

Y es que se trata de la puerta de entrada a la impresionante e inigualable… ¡Gran Barrera de Coral!

Para llegar desde este aeropuerto a la cercana ciudad de Cairns no existen ni buses ni trenes públicos.

Tanto si viajas tú solo como si lo haces con tu pareja, familia o amigos, tu mejor apuesta es pedir un Uber.

El taxi siempre te va a salir más caro, y no va a ser igual de fácil explicarle cómo llegar a tu hospedaje.

Dónde dormir

Uno de los gastos que va a estar peleándose con el vuelo intercontinental por el primer puesto, es el alojamiento.

Siempre dependerá de tu presupuesto, circunstancias y preferencias personales, aunque esto suele ser lo más habitual.

Más adelante te daré ideas de itinerarios y duración de viaje por Australia, pero te adelanto que no es rentable intentar una visita de 10 días.

Dicho esto, es comprensible el hecho que las noches de hotel / hostal vayan a ser uno de tus principales gastos.

A continuación, te facilito las opciones más comunes para que elijas la que mejor se adapte a ti.

Comodidad y buena ubicación ($$$)

Para que nos entendamos, estos serían los típicos hoteles 3 estrellas con una valoración y ubicación inmejorables.

Suelen tener una limpieza y mantenimiento superior al resto, por lo que pueden resultar todavía un poco caros.

Yo soy un enamorado de este tipo de alojamiento, sobre todo para escapadas o viajes cortos. También los utilizo para recargar pilas entre medias de un itinerario más largo de varias semanas.

Mis 3 hoteles preferidos que cumplirían con estas características en el centro de las ciudades más importantes de Australia son los siguientes:

Nunca me cansaré de recomendar Booking.com para encontrar tu mejor opción en este tipo de hoteles.

Viajeros con presupuesto más ajustado ($$)

Para mi gusto, los alojamientos que acabamos de ver ofrecerían la mejor relación calidad-precio.

En el caso que dispongas de un presupuesto un pelín más ajustado, también tienes alternativas de sobra.

La famosa plataforma de alquiler de apartamentos Airbnb.com funciona a las mil maravillas en Australia.

Y si no te mola demasiado este tipo de hospedajes, te recomiendo mirar hostales más alejados del centro en Booking.

Los pintorescos hostales de carretera sacados de película de Hollywood te sacarán de más de un apuro en este país.

Olvídate de todo lo que has visto o crees conocer, ya que este tipo de alojamiento puede ser tu mejor aliado.

Si nunca lo has probado, es una experiencia aussie más, y estoy convencido que no te defraudará 😉

Mochileros y ahorradores ($)

Antes de seguir, te voy a dar una mala noticia: en Australia no existen albergues para mochileros tirados de precio como en la India o en Tailandia.

Era algo predecible, pero prefiero ser totalmente sincero contigo y no venderte una moto demasiado cara.

De todas formas, sí que tienes backpackers muy bien situados en todas las ciudades del territorio australiano.

La cama en una habitación compartida te puede rondar los 25-30 AUD por noche, más o menos.

Otra de las formas de dormir por muy poco dinero, es hacerlo en una tienda de campaña en un camping.

Si eres un aventurero o amante de la naturaleza, esta modalidad de viaje está 100% hecha para ti, y ahorrarás varios cientos de dólares australianos.

Para encontrar las mejores zonas de acampada, la app WikiCamps Australia es absolutamente imprescindible.

Alojarse casi gratis

Ya sabes que no soy ningún gurú en las artes oscuras del «Travel Hacking«, pero conocer a nómadas digitales tiene sus beneficios 😉

Estos auténticos expertos en viajar barato y lento me han contado muchos de sus secretos entre cervezas.

Como me gusta compartir mis conocimientos estás de suerte. Este sería el TOP3 de mejores recursos y técnicas para alojarte casi gratis en Australia:

  1. Coachsurfing. Una web donde conocer gente local que te permite dormir en su casa sin pagar.
  2. House Sitting. Cuida la casa y/o mascota de una persona australiana a cambio de quedarte en su hogar.
  3. HelpX. Ayuda con el trabajo del propietario para obtener alojamiento e incluso comidas gratis.

Cómo moverte por Australia

Prefiero pecar de ser pesado a que pases esto por alto: Australia es un país enorme. Te lo repetiré las veces que haga falta con el objetivo de que no la cagues.

No puedes encarar un itinerario por este país de la misma forma que uno por Bélgica, por ejemplo.

Las distancias aquí casi siempre son larguísimas, y tenemos que tener esto en cuenta para calcular nuestros trayectos y estancias.

Para moverte por este país tienes muchas alternativas diferentes, que veremos ahora. Lo ideal es combinar 2, 3 o todas ellas, logrando que tu viaje por Australia sea lo mejor posible.

Coche

Esta es sin duda alguna la opción más cómoda y sencilla de todas, aunque no la más económica para viajes largos.

Alquilar un coche en Australia es más barato de lo que puedas pensar, pero eso requiere disponer de un alojamiento con parking para cada noche.

Las multas por aparcamiento aquí no te las perdonan ni por casualidad, y no hay tantas zonas gratuitas como me gustaría.

Para escapadas de pocos días o moverte por ciudades pequeñas como Perth, alquilar un coche mediano es ideal.

A mí me suele gustar echar un vistazo en el buscador y comparador online Rentalcars.com.

Furgoneta campera o auto-caravana

¿Qué sería de un país como Australia sin los inolvidables roadtrips en furgoneta o auto caravana?

El infinito continente austral parece estar diseñado para ser descubierto con estas distintivas «casitas con ruedas».

Las campervans son el vehículo favorito de la gran mayoría de viajeros que lo recorren, y no es para menos.

No hay nada parecido a despertarte con el sol australiano y ver por la ventana canguros, koalas o emus a pocos metros.

Utiliza la aplicación que he mencionado antes para encontrar las mejores zonas de acampada en la región. Sobre todo, evita dormir en lugares prohibidos señalizados.

La web por excelencia para encontrar tu hogar ambulante aussie perfecto sería Motorhome Republic.

Vuelos internos

Es probable que necesites tomar un vuelo interno en Australia en alguna ocasión durante tu aventura.

Ya sea porque no tienes días suficientes para atravesar 2.000 kilómetros de desierto, o porque no te apetece.

Los australianos trabajadores están súper acostumbrados a coger aviones para moverse entre los distintos estados.

Por este motivo, existen bastantes compañías aéreas, y gracias a esta competencia hay vuelos para todos los bolsillos.

Tiger y Jetstar serían tus alternativas low cost, mientras que Virgin Australia o Qantas son para gente con poder adquisitivo más alto.

Voy a recomendarte la mejorada herramienta de Vuelos de Google, así quizás te descubro algo diferente a la repetitiva Skyscanner.com.

Autobús

Una de las formas menos conocidas de moverte por Australia es hacerlo a bordo de un autobús.

Puede ser por puro desconocimiento o porque las largas horas de carretera pueden ser insoportables para según quién.

Si no contamos el gratuito e incierto autostop, esta sería de largo la manera más barata de recorrer el país.

Utilizando el Hop On Hop Off Pass de Greyhound Australia, pagas una tarifa plana y vas cogiendo los buses a tu ritmo.

El pase específico que va desde Brisbane hasta Cairns, tiene una validez de 90 días y cuesta solo 365 AUD.

Creo que los trenes interestatales no son una opción realmente óptima para moverse por el país hoy día.

Qué ver en Australia: Los 10 lugares imprescindibles para la primera visita

Te he preparado este mapa interactivo que puedes descargarte a tu smartphone si quieres.

Aquí podrás ver cada uno de los lugares y planes nombrados a continuación, para que los sitúes mucho más fácil.

Una ayuda visual siempre ayuda a tener más claras y ordenadas las cosas en el mapa y en tu mente.

Y ahora sí, vamos a lo más interesante y motivador de todo el artículo 🙂

La Gran Barrera de Coral

Impresiona la foto, ¿a que sí? 😉

Quién sabe, quizás después de tu viaje por Australia puedas dedicarte a vender las increíbles fotografías por Internet

La Gran Barrera de Coral es la joya de la corona de la multitud de atracciones turísticas del país, sin discusión.

Hablamos del mayor arrecife de coral del mundo entero… casi nada. Una auténtica Maravilla Natural que no tiene comparación alguna.

Si solamente puedes elegir ir a 1 único lugar en todo Australia, por lo que sea, debería de ser éste.

Hacer snorkel en la Great Barrier Reef es una de esas experiencias que te llevarás a la tumba y nunca olvidarás.

Y sobrevolarla en helicóptero o avioneta es un gasto cuyo precio se te olvidará en cuanto veas el espectáculo debajo tuyo.

 Tal y como te he adelantado antes, la manera más sencilla de acceder a esta reserva natural marina es desde la ciudad de Cairns.

A pocos kilómetros tienes otra alternativa menos masificada, y uno de los pueblos costeros más bonitos de todo Australia: Port Douglas.

Si no te importa pagar un poco más para disfrutar de la Barrera sin multitudes e incluso sin niños, ve allí.

Lo más importante a tener en cuenta es que el tour organizado te lleve al Outer Reef, y no a los corales que están pegados a la costa.

Sídney

Aunque Sídney no sea la capital oficial de Australia, es sin duda el símbolo más reconocido del país.

Ahí mismo podrás presenciar también el gigantesco puente de acero que une las 2 principales zonas de la ciudad.

Y es que Sídney es la urbe más grande de Australia, con más de 5 millones de habitantes en su área metropolitana.

Para moverte por ella, hazte con la Opal Card y utiliza el conveniente y rápido metro o el bus. 

Además de las 3 atracciones turísticas mencionadas arriba, no te puedes perder las siguientes:

  • El histórico y hipster barrio de The Rocks, especialmente durante su mercadillo de fin de semana.
  • Los barrios de Chinatown y Haymarket son el mejor sitio para saciar tu apetito o tus ganas de shopping.
  • Darling Harbour al atardecer y por la noche es muy bonito, con locales de mucha calidad para cenar.
  • Hyde Park y el Anzac Memorial son monumentos que merece la pena visitar, así como la cercana Catedral de Santa María.
  • Los Reales Jardines Botánicos para tu paseo por un parque urbanita. Y dentro, el Mrs Macquarie’s Chair para disfrutar de las mejores vistas y fotos a la Ópera, Puente y Bahía de Sídney.

Luego veremos las míticas playas a las que debes escaparte cuando haga buen tiempo en Sídney 😉

Uluru y Kata Tjuta

Para completar nuestro trío de ases, tenemos el archiconocido monolito Uluru, coloquialmente llamado «la gran roca» del desierto australiano.

El Parque Nacional conformado por Ayers Rock y Las Olgas (Kata Tjuta), es un lugar sagrado para los aborígenes australianos.

No sabría cómo explicártelo con palabras ni decirte un por qué, pero la magia que desprende este sitio es

Te aviso que yo no me considero una persona para nada espiritual ni mística, de hecho, podría pecar de lo contrario.

Pero hay algo que rodea a Uluru y al Centro Rojo de Australia que hace que termines enamorado de su paisaje.

Este Parque Nacional está situado en el medio del país, por lo que para llegar de una forma rápida deberás ir en avión.

Más de 2.000 kilómetros de carretera por el desierto separan esta reserva natural a las 3 ciudades principales de Australia.

A no ser que vivas en el país o dispongas de meses para viajar, no te recomiendo llegar por tierra.

Los vuelos pueden llegar a ser bastante caros desgraciadamente. Además, las opciones de alojamiento y el alquiler de vehículos tienen los precios muy hinchados.

No me suele gustar recomendar tours organizados, ya que soy de los que prefiere viajar por mi cuenta y a mi aire.

Pero si el ahorro es importante para ti, mi consejo es que valores la posibilidad de visitar esta zona de Australia con un tour guiado de varios días.

Existen diferentes alternativas dependiendo de tu presupuesto. Conocer la región a mano de un experto guía local acampando en el desierto es una verdadera experiencia aussie.

Melbourne

El cuarto territorio imprescindible es aquel que rodea Melbourne, utilizando la ciudad como centro de operaciones logístico.

Siendo la segunda urbe por número de habitantes e importancia en Australia, no podíamos olvidarnos de ella.

Debo reconocer que le tengo un cariño muy especial, ya que llevo casi 5 años viviendo y trabajando aquí.

Melbourne es la ciudad más cosmopolita y europea del país, nominada siempre como una de las mejores capitales del mundo para vivir.

Aunque su área metropolitana es muy extensa, su CBD (Central Business District) es compacto y perfecto para turistear a pie.

Estas serían las atracciones turísticas que no deberías perderte al visitar Melbourne:

  • La histórica Flinders Street Station es la postal por excelencia de la ciudad, y la estación de tren más antigua.
  • En frente de la estación, tienes la moderna Federation Square, una buena muestra de la mezcla de arquitecturas tan destacable de la urbe.
  • Mi lugar favorito sería Shrine of Remembrance, con una de las mejores vistas al skyline, y un museo de la guerra realmente espectacular.
  • Los callejones Hosier Lane y AC/DC Lane para disfrutar del mejor arte urbano y graffitis de Australia.
  • Si quieres caminar por los barrios más modernos y hipsters del país, prueba con Fitzroy o Prahran.
  • El barrio, playa y muelle de St. Kilda tiene uno de los mejores atardeceres, y una sorpresita justo después.
  • La preciosa State Library of Victoria tiene uno de los interiores más bonitos e impresionantes del continente.

Great Ocean Road

Este es en mi opinión el mejor road trip corto que puedes realizar en todo el continente australiano.

Pudiendo visitarse en 1 día completo por medio de un tour organizado, yo te pido por favor que te reserves como mínimo 2 días enteros para ello, y que lo hagas por tu cuenta con un coche alquilado.

No tiene nada que ver la sensación que tendrás haciéndolo de una forma o de la otra, te lo prometo.

La Great Ocean Road es una sinuosa carretera que recorre la fotogénica costa sur del estado de Victoria, muy cerquita de Melbourne.

Conocida como la costa de los naufragios antiguamente, sus sobrecogedores acantilados no te dejarán indiferente.

Las paradas obligatorias en las que tienes que aparcar tu vehículo sí o sí y disfrutar, son las siguientes:

  • El pueblo costero de Torquay, lugar donde se fundaron las marcas de Rip Curl y Quiksilver.
  • La mítica playa de Bells Beach, donde se celebra la competición de surf más antigua del mundo.
  • Si quieres ver canguros en libertad, acércate al campo de golf del pueblo de Anglesea.
  • El faro de Aireys Inlet y sus miradores para abrir boca de lo que nos espera adelante.
  • No puede faltar en tu Instagram una foto de postureo en el Memorial Arch de la Great Ocean Road.
  • Para ver koalas libres, imprescindible parar un buen rato en Kennet River.
  • Un buen plato de fish & chips australiano en el pueblo de pescadores de Apollo Bay.
  • Los Gibsons Steps y el atardecer en la inolvidable Playa de los 12 Apóstoles.

Bosque tropical Daintree

Aunque no entra dentro de mi TOP5 en Australia, el bosque tropical Daintree lo considero imprescindible.

No demasiadas personas hacen el pequeño esfuerzo de acercarse, y considero que es un error teniendo en cuenta su cercanía a Cairns.

Se trata de uno de los lugares con mayor biodiversidad del mundo, y la selva más antigua que existe… incluso más que el famoso Amazonas.

Además, es uno de los pocos sitios en el mundo donde tendrás la posibilidad de avistar en libertad a los jurásicos casuarios.

Y es que adentrarte en este anciano bosque tropical es como sentirse dentro de la película Jurassic Park.

 

Estos serían los highlights más destacados dentro del tropical Parque Nacional:

  • Cape Tribulation (foto superior), donde se juntan 2 Patrimonios de la Unidad por la Unesco: el propio Daintree y la Gran Barrera de Coral.
  • El mejor mirador de la reserva natural sería el Mount Alexandra lookout.
  • Si quieres probar suerte e intentar ver en directo a los escurridizos y escasos casuarios, recorre el paseo de 1,5 horas Jindalba circuit track.
  • Las playas de Myall Beach y Thornton Beach merecen la pena, pero estate atento a las señales de peligro.
  • Un crucero de un par de hora por el río Daintree para avistar a los cocodrilos de agua salada.

Islas Whitsunday cabecera

Tampoco podía faltar en esta lista las idílicas Islas Whitsunday, lo más parecido al Paraíso en la Tierra que he tenido el placer de ver.

Este maravilloso grupo de islas están situadas también dentro del área de la Gran Barrera de Coral.

La afamada playa de Whitehaven Beach aparece siempre en todas las listas de playas más bonitas del mundo.

No solo porque tenga una de las arenas más blancas que existen, si no por su fantástica ubicación dentro de este escaparate natural sin igual.

Un road trip por la costa tropical de Queensland no es completo sin tu visita correspondiente a este conjunto de islas.

Tu puerto de salida para las Whitsundays debería de ser el marchoso pueblito de Airlie Beach.

Aunque es un pueblo pequeño, hay mogollón de zonas de acampada y backpackers para mochileros, por lo que a las noches se suele liar una buena juerga en temporada alta.

Las mejores alternativas para conocer las paradisíacas islas son las siguientes:

  • Tour organizado con guía de 1 día completo desde Airlie Beach.
  • Pasar una o varias noches en el camping de la Reserva Natural es una experiencia inolvidable.
  • Dormir en un velero y navegar por las islas sin prisa durante unos cuantos días.
  • Contratar un alojamiento más lujoso en la Isla Hamilton, la preferida por las parejas que vienen de luna de miel

Parque Nacional Wilsons Promontory

Es probable que nunca hayas escuchado hablar sobre este Parque Nacional ni nada por el estilo, ¿verdad?

Wilsons Promontory es una reserva natural situada en el estado de Victoria, a unas 2 horas y media en coche desde Melbourne.

Si dejamos a un lado la imperdible Great Ocean Road, se trata del mejor plan o escapada de fin de semana que se puede hacer desde esta ciudad.

Muy frecuentado y amado por las familias australianas del estado, es uno de los Parques Nacionales más completos de Australia.

Aquí encontrarás un poco de todo lo que te gustaría en una zona natural de este país: desde miradores que quitan el hipo hasta playas de otro planeta, e incluso la amigable fauna autóctona.

Y es que este es uno de los mejores lugares para ver en libertad a mi animal australiano favorito, el wombat.

 

Squeaky Beach es la preciosa playa de la foto, y la más destacable dentro de este Parque Nacional.

Su nombre viene del gracioso ruido que hace la fina y blanca arena cuando la pisas, como si caminaras por harina.

Pero lo que más mola de todo es las vistas panorámicas desde el punto más alto del Monte Oberon.

Créeme cuando te digo que las 3 horas de camino de ida y vuelta merecen cada paso y cada gota de sudor.

Si tienes la suerte de que te toque una noche templada y despejada, te quedarás impresionado con el cielo estrellado.

Playa y pueblo de Bondi

No puedes decir que has visitado Sídney sin haber estado como mínimo 1 mañana o tarde entera en Bondi.

Lo suyo sería que reserves un día entero para disfrutar de este suburbio / pueblo, y si puede ser la jornada que mejor tiempo haga.

Bondi Beach es la playa con mayor fama de Australia casi seguro, y sin ser la más espectacular ni de lejos, tiene un encanto especial.

No es solo la playa en sí, si no el relajado ambiente de Bondi y sus calles, bares y restaurantes con toque «surfero».

Para llegar, móntate en el autobús número 380 o 333 en el centro de Sídney. Te costará unos 10 dólares australianos el trayecto de ida y vuelta, más o menos.

 

Aparte de tumbarte a tomar el sol en la playa y pegarte un buen baño, hay 3 actividades que deberías plantearte hacer:

  • El paseo de costa que va desde Bondi hasta Coogee, cuya versión más corta llega hasta la playa de Bronte y se puede hacer en 30 minutos.
  • Tómate una cerveza o un buen brunch aussie en la terraza con vistas del Bondi Icebergs Club.
  • Hazte un tatuaje para la posteridad que te recuerde este viaje en el famoso Bondi Ink Tattoo.

Blue Mountains o de cabecera

El Parque Nacional de las Montañas Azules es uno de mis destinos de turismo rural favoritos de Australia.

Los pintorescos pueblos de montaña por sí solos ya podrían ser suficiente aliciente para visitarlas.

Pero lo más sobresaliente de esta región es sin duda sus imponentes miradores panorámicos hacia las grandes mesetas.

Además, su cercana ubicación a Sídney la hacen una visita imprescindible dentro de tu viaje por Australia.

Puedes incluso llegar a esta zona montañosa por medio del tren público que sale desde la estación central de la urbe australiana.

No te llevará más de 2 horas, y el precio es parecido al del metro urbanita… una ganga.

Es posible recorrer los mejores paseos en una excursión de 1 día completo desde Sídney, pero yo te aconsejo pasar la noche allí.

Tanto el pueblo de Katoomba como Leura ofrecen alojamientos de época colonial y auténtica comida con inmejorable producto local.

Los parajes naturales que no has de perderte aquí son estos:

  • Echo Point lookout es el mirador donde encontrarás más gente, ya que tiene vistas de primera línea a la formación de las 3 Hermanas.
  • Si dispones de tiempo de sobra y te gusta andar por el monte, la caminata National Pass es una de las mejores del país.
  • Las Katoomba Falls son muy bonitas y súper fáciles de acceder a pie desde el parking principal.

El Scenic World es una especie de mini-parque de atracciones, con varias experiencias disponibles en las montañas azules.

Si no te convencen este tipo de lugares, no te recomiendo que te acerques. Pero si vas con niños pequeños o tu familia, puede ser una buena opción de matar el aburrimiento de los jóvenes.

Itinerarios de viaje posibles

Como es evidente, existe una lista interminable de itinerarios de viaje posibles en Australia.

Yo te voy a explicar los que para mí son aquellos ideales para hacer en tu primera visita al país.

Pienso que no tiene demasiado sentido ofrecerte ahora alternativas lejanas y poco turísticas si todavía no conoces la mítica Ópera de Sídney o la Barrera de Coral.

De todas formas, si eres de los que persiguen aventuras poco comunes y te gusta salirte de lo establecido, abajo tienes el apartado de comentarios para preguntar lo que se te antoje.

Estaré más que encantado de echarte un cable dentro de mi humilde experiencia 😉

Viaje a Australia en 1 mes

Personalmente creo que la duración de 1 mes es perfecta para tu primera toma de contacto con Australia.

No se queda corta y tampoco resulta imposible para la mayoría de mortales, ya sea por días de vacaciones o presupuesto.

Durante estas 4 semanas podrás disfrutar sin prisa de los 10 lugares imprescindibles que acabo de mostrarte.

Grosso modo, este sería el reparto de días que te planteo para un viaje de estas magnitudes:

  • 13 días para recorrer la costa tropical del estado de Queensland.
  • 5 jornadas conociendo la ciudad de Sídney y sus alrededores.
  • 3 días completos en el Centro Rojo, para contagiarte de la magia del desierto australiano.
  • 2 jornadas por Melbourne y los suburbios cercanos al CBD.
  • 4 días para recorrer la Great Ocean Road y visitar el Parque Nacional Wilsons Promontory.

Descubre aquí en profundidad el itinerario de viaje perfecto para 1 mes por Australia.

Australia en 3 semanas

Un viaje que se precie por este país no debería de durar menos de 3 semanas en mi opinión.

Es demasiado grande y tiene demasiados atractivos diferentes que ofrecer como para verlo de una rápida pasada.

Como puedes observar en el mapa interactivo de más arriba, existen 4 zonas bastante bien diferenciadas entre sí.

Mi consejo es que escojas 3 de esas 4 si tu objetivo es organizar un itinerario de 3 semanas por Australia.

Otra opción sería acortar las estancias en cada región y moverte más rápido cogiendo más vuelos internos.

Pero entonces el presupuesto del viaje se te va a disparar y encima no vas a poder relajarte en ningún momento.

¿Es posible conocer Australia en 2 semanas?

¿Sería posible conocer la ciudad de Madrid, Buenos Aires o México D.F. en 1 día completo?

Como mucho podrías decir que has estado, y que te ha gustado tanto que te encantaría volver a por más.

Esto es lo mismo que pasaría si te planteas conocer un país como Australia en tan solo 2 semanas.

Podrías decir que has tenido una buena toma de contacto con el territorio australiano, pero te quedarías con muchísimas ganas.

Sin contar además que el alto precio del billete de avión intercontinental haga que el viaje no te sea rentable.

Es preferible ahorrar más y esperar 1 o 2 años a venir únicamente 2 semanas a visitar Australia.

Para viajes de más de 1 mes

Si tienes la posibilidad de disponer de más de 1 mes para viajar por Australia, siéntete muy afortunado.

Aquí entramos ya en palabras mayores, y dentro también de mi lista de personas que envidio 😉

Mi recomendación es que te centres en las 4 zonas que hemos tratado antes y que añadieras 1 región adicional si te apetece conocer más.

Una muy buena elección sería descubrir la salvaje isla estado de Tasmania. Suelen decir que es como una Nueva Zelanda en miniatura, y pienso que el adjetivo no le viene grande.

Es posible recorrerla de manera decente en 1 semana, pero si pueden ser 10 días o 2 semanas pues mejor todavía.

También podrías seleccionar la calurosa parte norte del país, y así maravillarte con el inimitable Kakadu National Park y sus aborígenes.

Es aquí donde encontrarás la Australia más auténtica e inexplorada por la mayoría de gente occidental.

O puedes dar un giro de 180 grados y conducir 2 o 3 semanas por la infravalorada y mágica Costa Oeste de Australia.

Existen demasiadas posibilidades a tu alcance, así que infórmate bien y decide en consecuencia.

Antes de terminar, me gustaría ofrecerte unos consejos extra para utilizar durante tu viaje a Australia.

Como ya sabes, mi objetivo es hacer que esta aventura sea la mejor experiencia de tu vida.

  1. Si estás empezando a estresarte con tantos datos, itinerarios y trucos, pide ayuda. Estaré encantado de echarte una mano si me escribes un comentario más abajo. 🙂
  2. No te centres únicamente en conocer los lugares destacados. Este país tiene miles de sitios infravalorados que se pueden visitar de manera gratuita.
  3. Pregunta a los guías aussies y trabajadores de tu alojamiento. La gente local es la que tiene la información más valiosa para aprovechar en tu viaje a Australia.
  4. Es preferible dejarse lugares sin ver, para poder volver a este maravilloso país, antes que ir corriendo a todos los sitios con prisas y sin sacarles el jugo.
  5. Deja que unos auténticos profesionales se encarguen de buscar tu vuelo perfecto para Australia. Recuerda que este será uno de los gastos más grandes.

Y lo más importante de todo: ¡sácale el máximo provecho a tu tiempo y céntrate sobre todo en disfrutar!

¿Quieres todavía más? Pues tengo un regalo para ti

Como estoy seguro que te has quedado con ganas de más, tengo un regalo para ti:

Esta es mi guía gratuita de las 15 claves que debes saber antes de tu primer viaje a Australia.

Ahí encontrarás la información más importante que necesitas conocer para no cagarla.

Espero de corazón que hayas disfrutado mucho del artículo y que te resulte tremendamente útil en tu futura visita a Australia.

Cuéntame por favor qué es lo que más te ha gustado del post, y qué dudas te surgen a la hora de viajar por este increíble país.

Te esperamos en los comentarios de abajo 😉

¡Un abrazo enorme desde Melbourne!